Área natural que inspira

Ínfimo presupuesto para preservación de este y otros sitios

Por: Redacción El Heraldo

2012-07-28

Guadalupe Falcón Área natural que inspiraEl municipio de Manuel Doblado cuenta con el área natural protegida Las Musas, que cuenta con una extensión de 3 mil 174  hectáreas, cuya flora está constituida principalmente por ahuehuetes que cuentan, algunos, hasta con 500 años de edad. Las Musas está planteada como de uso sustentable, que debe conservarse, aunque también tiene un uso agrícola y debe tener un uso sustentable, como el incluir estrategias de labranza de conservación, cuidar mucho el tipo de fertilizante, que deben ser amigables con el medio ambiente, manifestó Juan Pablo Luna, procurador de Protección al Ambiente del Estado de Guanajuato. En esta zona se encuentra el arroyo Ayo, que contiene camarones de río y cangrejos de río. A lo largo de sus corrientes hay agrupaciones de árboles, denominadas Bosque de Galería. También se cuenta con el Bosque Tropical, agrupación de árboles ubicada en las laderas de los cerros del arroyo, además de haber matorrales altos espinosos. “En cuanto a la fauna, ésta consiste en 28 especies de aves observadas, 13 especies de fauna acuática como el cangrejo negro, 9 especies de mamífero como armadillo, mapache y gato montés”, indicó el titular de Propaeg. Dijo que se buscará que en un futuro cercano las áreas naturales protegidas sean conservadas a través de la creación de parques ecológicos, mediante inversiones conjuntas entre gobierno e iniciativa privada. A SU PROTECCIÓN, UNA MISERIA De los 16.5 millones de pesos que la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de Guanajuato recibió este año, como presupuesto, solo el 5% es destinado a la atención de las áreas nacionales protegidas. Con la reciente inclusión de la zona El Palenque, ubicada en el municipio de Purísima del Rincón, suman 400 mil las hectáreas de áreas naturales protegidas (ANP’s) en Guanajuato, además de las 170 mil hectáreas de la Reserva de la Biósfera, indicó el titular de esta dependencia, Juan Pablo Luna Mercado. “Son muy pocos los recursos que se destinan para conservar, hay dependencias que debemos coordinarnos mejor para que sea más eficiente la política ambiental”. Por esta razón, la Propaeg ha firmado convenios con los municipios de Huanímaro, Acámbaro, Jerécuaro, Yuriria y Cortazar, a quienes se les dotó de equipo para vigilar las áreas naturales protegidas con las que cuentan. Aunque Luna Mercado reconoció que existe poco interés, de parte de las autoridades locales, para coadyuvar en la conservación de estas zonas, cuya importancia radica en la mitigación de los problemas generados por el cambio climático. “Hay cierto tipo de flora y fauna que las normas técnicas del estado y las normas oficiales mexicanas señalan qué tipo de especímenes cuidar, y cuando una zona cuenta con ciertos porcentajes de esa biodiversidad se fundamenta el estudio que se presenta al Gobernador y se publica en el Periódico Oficial para que cualquier tercer interesado manifieste cualquier inconformidad o lo que él crea que le afecta a su derecho y así se decreta área natural protegida”.

Suscríbete

01(477)719 88 00