¿Qué puedo hacer yo por León? 11/12/2013

PARA REFLEXIONAR

Por: Redacción Heraldo

2013-12-11

¿Qué puedo hacer yo para lograr vivir en armonía, en paz y con tranquilidad en mi casa grande? Puedo hacer mucho; yo puedo, como conductor de vehículos de motor, respetar los señalamientos de tránsito, ser cortés con los demás conductores, con los peatones… México es mi patria; León es mi matria, o sea, mi patria chica, el lugar donde habito con mi familia, es mi casa. ¿Cómo me gusta tener mi casa? Me gusta tenerla ordenada, limpia, con un mínimo de comodidades, deseo que mi casa me dé el calor y el confort adecuado para vivir con los míos en armonía y con tranquilidad, quiero una casa segura, y sobre todo anhelo llevarme bien con mis vecinos y no causar daño a los demás. León es mi matria, León es mi patria chica y, por lo mismo, es mi casa grande. ¿Qué deseo para mi casa grande? Deseo que sea confortable, que sea segura, que sea limpia, que haya orden y respeto, y vivir en la armonía con todos los habitantes de mi casa grande. Entonces, ¿qué puedo hacer yo para lograr vivir en armonía, en paz y con tranquilidad en mi casa grande? Puedo hacer mucho; yo puedo, como conductor de vehículos de motor, respetar los señalamientos de tránsito, ser cortés con los demás conductores, con los peatones, puedo abstenerme de hacer señas obscenas a los demás y de tocar el claxon innecesaria y ofensivamente, en especial puedo no manejar alcoholizado ni con exceso de velocidad. Los ciclistas nunca debemos circular por las banquetas o zonas peatonales. Como usuario del transporte público puedo comportarme cívicamente, y por ello, debo permitir que bajen antes de abordar, debo abstenerme de usar un lenguaje vulgar, no consumir alimentos ni tirar basura, no estorbar el ascenso y descenso de personas y, sobre todo, respetar los lugares para personas especiales. Como peatón debo cruzar las calles en los lugares señalados, debo usar los puentes peatonales, debo circular por las banquetas con un máximo de dos personas en un mismo sentido y circular por la derecha. Y, sobre todo, y aquí hago hincapié en que así como quiero tener limpia mi casa, también debo tener limpia mi casa grande que es León y, por ello, no debo tirar basura en ninguna parte, a excepción de los lugares adecuados para depositarla. También puedo cercar los terrenos y lotes baldíos para evitar la inseguridad y la proliferación de plagas y enfermedades. Debo pagar en tiempo mis impuestos prediales y los derechos correspondientes por la contraprestación de servicios públicos como son el de agua y su tratamiento, el de limpia industrial y comercial, así como los correspondientes por los permisos y licencias por los usos de suelo del comercio ambulante y semifijo. Así como quiero evitar la inseguridad en mi casa, también debo evitar la inseguridad en mi casa grande que es León. Debo cooperar en todo lo posible con las autoridades policíacas para evitar los robos, los homicidios, las peleas, en fin, para evitar que se cause daño a cualquier habitante de mi León. Y, para ello, debo comunicar inmediatamente a las autoridades los datos, los indicios, las sospechas relativas a la comisión de un ilícito y, cuando sea posible, directamente debo intervenir para evitar que se cause daño a un tercero, en la medida de mis facultades y habilidades personales tanto mentales como físicas, asumiendo que va a haber riesgos y por lo tanto debo ser cauto y prudente. El respeto es muy importante. Y respetar no significa más que reconocer la dignidad de toda persona y tratarla con tolerancia, con generosidad y, como se dice coloquialmente, darle su lugar a toda persona. Respeto también significa obedecer las normas, obedecer las leyes, obedecer las reglas de todo tipo. Si quieres que te respeten, respeta a los demás. Ya ves, amable lector, que puedes hacer mucho por León, que es tu casa grande. Considero que es para reflexionar. Por su amable atención, gracias.
Noticias Relacionadas
Ver más

Suscríbete

01(477)719 88 00